Misión Institucional:

“Formar niños y jóvenes de excelencia académica comprometidos con la comunidad y con la naturaleza, en apego a los valores universales y el respeto a la diversidad cultural y que, como ciudadanos del mundo, contribuyan al desarrollo social.

Visión:

“Ser un centro humanista de aprendizaje multicultural, donde reine el cuidado por la niñez y la juventud, se practiquen los valores universales y se logre la excelencia académica, en un marco de responsabilidad y de compromiso social y ambiental. Asimismo, ser una institución donde nuestra comunidad educativa encuentre un espacio para el crecimiento y el desarrollo personal.”

Filosofía:

“Construir conocimientos y fomentar valores en un espacio idóneo para ser, saber, hacer y convivir de forma permanente con el propósito de mejorar la calidad de vida individual y social de nuestra comunidad.”

Valores:

– Responsabilidad

– Tolerancia

– Confianza

– Respeto

– Trabajo

– Honestidad

– Solidaridad

NUESTRO ESCUDO

Para nuestro Colegio es fundamental la formación de mejores seres humanos. Por ello, hemos adoptado la filosofía del notable médico y educador de origen belga Ovide Decroly, quien proclamó un profundo respeto por los niños y jóvenes, poniendo énfasis en sus posibilidades de desarrollo.

Lo que nos motiva a dar nuestro mayor esfuerzo es la alineación que tenemos con nuestro ideal educativo que se sintetiza en: Educar para Ser, Saber, Hacer y Convivir.

Inspirados en estos conceptos, logramos diseñar un escudo que representa lo que somos:

  1. El círculo contiguo simboliza la armonía entre el ser humano y el medio en el que vive; de ahí la denominación del Colegio los Fresnos.
  2. El árbol del Fresno tiene que ver con el crecimiento paulatino, pero con fuerza y constancia; la virtud que tiene para adaptarse a las condiciones en que vive y su fortaleza contra la adversidad. La generosidad de su sombra se suma a las cualidades que esculpen la grandeza del espíritu humano.
  3. La torre distintiva de las instalaciones de nuestro Colegio demuestra la idea de construir, día a día, un mundo mejor y la disposición para emprender grandes obras.
  4. El Sol y el arcoiris son el optimismo con el que impartimos nuestra educación, que tiene como finalidad ayudar a las personas, y por ende, a las sociedades para que puedan vivir dignamente con alegría y en armonía.
  5. El color verde es sinónimo de esperanza para el ser humano, quien con sus herramientas de conocimiento, puede dignificar su condición de vida, ayudar a la sociedad y cuidar del medio ambiente. Es todo aquello que nos permite alcanzar nuestros ideales y enfrentar nuestra labor con optimismo.